30 oct. 2011

La marihuana mas antigua del mundo (por lo menos asta aora) encontrada en una momia fumanchera

Fue encontrada entre las pertenencias de una misteriosa momia de un hombre rubio y de ojos azules. Se usó con fines terapéuticos o adivinatorios en el oeste de China.
El primer alijo de marihuana conocido de la Historia se usó con fines terapéuticos o adivinatorios en el oeste de China hace 2.700 años, según la datación de los científicos que lo encontraron entre las pertenencias de una misteriosa momia de un hombre rubio y de ojos azules.

Cuando en 2003 los arqueólogos hallaron un saquito con 789 gramos de hierbas en una de las momias caucásicas de las 500 tumbas excavadas en Yanghai, en pleno desierto del Gobi y cerca de Turpán (en la región occidental china de Xinjiang), pensaron que se trataba de cilantro, pero los últimos análisis botánicos no dejan lugar a dudas: era marihuana.


Los 789 gramos de cannabis fueron hallados entre los restos de un hombre que murió a los 45 años, de cabello y ojos claros, de alto nivel social y equipado con bridas, arcos y un arpa, materiales que apoyan la teoría de que se trataba de un chamán de la cultura Gushi, vinculada con la Tocaria.
El “Hombre de Cherchen” está acostado boca arriba, con la cabeza apoyada sobre una almohada y las piernas flexionadas. Sus rasgos físicos no son asiáticos. Alguien los definió como “célticos”: 1,80 de estatura, pómulos y nariz angulosos, pelo castaño pelirrojo. No se sabe de donde vino: de Bactria, en Afganistán, a través del Pamir, del Altay, al norte, desde el Mediterráneo Oriental, como sostienen algunos….
La momia fue encontrada junto con las de tres mujeres y un bebé, enterrado junto con el biberón más antiguo que se conoce, hecho con pellejo de oveja. Una de las mujeres, de unos 50 años de edad al fallecer, conserva completa su cabellera gris con dos trenzas cogidas con lazos de color naranja. El niño, vestido con la misma lana Burdeos, lleva un gorrito azul también de lana. En los ojos le pusieron dos pequeñas piedras del mismo color -quizá lapislázuli- y su cuerpo está firmemente amortajado por dos cuerdas de lana entrelazadas de color azul y rojo que le da cinco vueltas.

Es una cuestión de deducción científica el establecer que es más que probable que el cannabis se usara con fines psicoactivos o médicos”, declaró a Efe Ethan Russo, responsable del análisis y profesor invitado de la Academia China de Ciencias Sociales (ACCS).
El botánico, también profesor del departamento de Farmacia de la Universidad de Montana (EEUU), destaca también que las hierbas pudieron haber sido utilizadas con fines adivinatorios.
Russo subraya los análisis practicados a 11 gramos del alijo (carbono 14, fotomicrográficos, fitoquímicos y genéticos), de los que se deduce que la marihuana pertenecía “a una variedad de droga que se cultivaba, no era salvaje”, y además no consta que el cáñamo se utilizara en esa zona como alimento ni para confeccionar tejidos.
Los análisis genéticos demostraron la presencia del psicoactivo THC, tetrahidrocanibol, responsable del efecto narcótico, según indica el equipo en su artículo, publicado este mes en la revista británica “Journal of Experimental Botany”, de Oxford
Hasta hoy, las dataciones más antiguas del uso de marihuana con fines narcóticos provienen de Judea, de hace 1.700 años, donde se inhalaba como sedante en los partos, y algunas semillas con uso indefinido fueron encontradas en la región nepalí de Mustang (2.200-2.500 años) y en Pazyryk, Siberia (2.400-2.500 años).
Sin embargo, el equipo de Russo no ha podido desvelar cómo era administrada la marihuana, ya que no se hallaron pipas u otros utensilios de inhalación junto a la momia, enterrada con los objetos que iba a necesitar en el más allá según la tradición, ni tampoco si el uso de la marihuana era frecuente en esta cultura.
“La cantidad en esta tumba era sustancial, 789 gramos. Su uso podría estar confinado a la clase chamánica, o quizás, sólo los más importantes chamanes eran inhumados con las hierbas. Se encontró cannabis en 2 de las 500 tumbas excavadas. ¡Y quedan más de 2.000!”
El descubrimiento arroja también nueva luz sobre la misteriosa cultura Gushi, o de los Tocarios, que floreció a partir del siglo XIX a.C. en el oeste de China.
“Los Gushi amaban sus vidas, y creían que después de la muerte su alma seguiría viviendo en otro mundo. Pero no podían comunicarse con los muertos directamente, necesitaban un Chamán para ello. Quizás el cannabis se utilizaba para eso”, dijo a Efe Jiang Hong-En, de la ACCS.
Se sabe que el dueño del cannabis, el chamán caucásico, murió en las cercanas montañas Tianshan, ya que su esqueleto no presenta un estado de conservación tan perfecto como el resto de los que hay en las 2.500 tumbas de Yanghai, favorecidas por una profundidad de 2 metros, un clima extremadamente árido y el suelo alcalino.
En cuanto a los Gushi, eran nómadas caucásicos que hablaban una lengua indoeuropea, por lo que se cree eran proto-tocarios, un pueblo originario del Mediterráneo Oriental o de Asia Central (según las teorías), sin duda paleoeuropeos, presentes hace 4.000 años en las cuencas del Tarim y de Turpán.
Los Gushi creían en dioses sincréticos, criaban caballos y otros animales, cultivaban la tierra y eran temidos por su destreza con el arco en esta zona, la de la cuenca del lago salado Ayding.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...