16 abr. 2014

El misterio sobre el anillo de Bob Marley (el anillo de Salomon)

Versión en video: y versión escrita abajo

Parte dos: http://youtu.be/vb1nnCm2EJA

Se cuenta que bob tuvo un sueño muy extraño,  Un día que su madre volvía a casa, se lo encontró tumbado en el sofá, donde lo había dejado antes de salir. Bob estaba sudoroso y nervioso. Había un sueño que lo acosaba, le contó a su madre. Y sentía la misma angustia que cuando tuvo unos sueños que le predecían la muerte de su abuelo Omeriah.
En el sueño, Bob se encontraba tumbado en el sofá donde solía dormir y un hombre, vestido con ropa militar caqui, se le acercaba a él y lo observaba detenidamente. El militar le enseñaba un anillo que tenía entre sus manos y le decía que eso era todo lo que tenía para darle. Bob cogía el anillo y acto seguido se despertaba muy excitado.

Su madre le tranquilizó diciendo que aquel sueño tenía una explicación muy sencilla. Fue a su habitación y le enseñó un anillo que Norval Marley le había regalado antes de nacer Bob. “Yo creo que ese sueño es una bendición de tu padre”
Bob tomó el anillo, pero no le gustó. White dice que se lo quitó al final de la semana diciendo la madre que le hacía sentirse incómodo.
 
En aquel 1977 en el que Marley andaba por Londres, hubo varias reuniones entre calificados rastas y la Iglesia Ortodoxa Etíope. En el transcurso de una de aquellas reuniones, a la que asistían varios etíopes en el exilio, fue presentado el Príncipe Coronado, Asfa Wossen. Fue coronado, en presencia de leales a su padre, el año anterior en Suiza, donde había salvado la vida no sólo por la intervención médica, sino por el haber estado fuera de su país cuando el golpe de estado. Asfa Wossen ya había manifestado en alguna ocasión su interés por conocer a Bob Marley. Se mostraba agradecido por la continua defensa de su padre que hacía en los medios de comunicación. El rasta acudió con presteza a la audiencia. Mantuvieron una conversación de dos horas, en la que Asfa Wossen habló con el rasta de su padre y de la situación por la que pasaba Etiopía a raíz del golpe de estado. Cuando Bob Marley iba a abandonar el salón donde se celebraba la entrevista, Wossen le dijo que tenía algo para él. “Esto perteneció a mi padre – le dijo – y tú eres el único que puede llevarlo”. Y le dio a Bob un anillo. Bob Marley se quedó paralizado. Aquella piedra negra sobre la que había una figura del León de Judá era el anillo que había visto en los sueños que tanto lo conmocionaron en Delaware once años antes. Un Bob pálido y traumatizado vio como Wossen se lo ponía en el dedo de la misma forma que lo había visto en el sueño. El legado salomónico encajaba perfectamente en su dedo. Cuando Wossen se dio cuenta de cómo estaba Bob, le preguntó si se encontraba bien. Bob le dijo que un enigma con el que había tenido que vivir muchos años había quedado resuelto. Bob Marley no se quitó nunca más el anillo. En alguna ocasión confesó a algún íntimo que a veces le quemaba como si ardiera en su dedo. Jamás habló de él con la prensa. En primavera de 1980 Bob recibió al sobrino y la nieta de Haile Selassie en la casa de su madre en Miami. Fue la segunda ocasión en que Bob se relacionó con miembros de la familia imperial etíope. Ellos le confirmaron que aquél, y no otro, era el anillo que el Negus había llevado en vida.

Hay diversas teorias,  donde se dice que el anillo fue enterrado con el cuerpo de bob, pero otros dicen que el anillo fue regresado a la familia imperial ethiope. Pero no hay nada oficial sobre el paradero del anillo.

Continuara en segunda parte donde hablaremos mas a fondo sobre el misterioso anillo, su historia y significado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...